Guía de Islandia

Recordar Islandia es recordar un país que no pertenece a nuestro planeta, es fuego y hielo, es agua mires donde mires, son paisajes inauditos, es viajar como nunca antes habíamos viajado, en caravana y durmiendo en sitios inimaginables.

Nosotros planificamos el viaje para recorrer la isla en 15 días en verano. Islandia tiene una carretera principal que rodea el país, y apenas nos salimos de ella para ver los puntos de interés turísticos.

Fuimos en agosto, un buen mes en cuanto al clima, todo estaba verde, verde y había agua por doquier, eso sí para las auroras boreales hay que esperar porque aparecen a partir de septiembre/octubre, y las noches, bueno, no son tan noches, siempre hay algo de luz que también tiene su gracia. Poder bañarse en un río de guas termales a las 22.00 de la noche a plena luz del día es también una experiencia.

Visitamos al menos 10 cascadas, a cada cuál más impresionante, y entre ellas parecía que luchaban por llevarse un nuevo récord: la más caudalosa, la del mayor salto de agua, la única cascada rodeada de columnas basálticas, etc… es impresionante ver la fuerza con la que el agua cae en Islandia, y el paisaje que las rodea.

Islandia, como su nombre indica es tierra de hielo. Gracias a uno de los mayores glaciares del mundo pudimos tener nuestra propia expedición, crampones y piolet en mano, pisando uno de los pocos glaciares que quedan en nuestro planeta. Y pude disfrutar de mi rincón preferido del mundo hasta ahora: la playa de diamantes (Diamond beach). Bloques de hielo que se van desprendiendo del glaciar, van a parar a un lago, del que sale un río que desemboca en el mar, al lado de esa desembocadura hay una de las playas negras más características del país, a la cuál van a varar esos trozos de hielo y el paisaje que resulta es de quitarte el habla.

Y contraponiéndose al hielo, el fuego: geiseres, aguas termales, volcanes y cráteres, zona geotermales… a través de la fisura que se ha creado entre la placa tectónica de Eurasia y la de América del Norte se puede ver como sale humo de la tierra, o como el agua que emana sale hirviendo. Lo dicho: de otro planeta.

Aún veo las fotos de ese viaje y me parece surrealista que haya pisado un sitio así a tan solo 4 horas en avión desde mi casa. Por favor, si tenéis oportunidad de ir, reservaos unos días en cuanto acabe esta pandemia y plantaros en ese destino que es inigualable a nada que hayáis visto antes. Ah, id ahorrando, porque barato tampoco es… nosotros al ir en caravana comimos todos los días de super y de comida llevada desde Madrid y así nos gastamos algo menos. Eso sí, lo tienen muy bien montado, está bastante bien preparado y señalizado para el turismo. En casi ningún sitio hay que pagar por visitar alguna cascada, playa, cráter o géisir, pero las pocas actividades a las que nos apuntamos: excursión por el glaciar, avistamiento de ballenas, o piscinas termales sí que cuestan lo suyo… pero creo que aún así merece muchísimo la pena.

Para que podáis tener una idea de qué ruta hacer en 15 días por Islandia, las atracciones que ver y alguna que otra información útil os dejo la guía que podéis descargaros en el siguiente link:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s